Noticias del Interior y Gran Buenos Aires
#QuedateEnCasa
Provincia

Un jugador del ascenso armó un comedor y les da viandas a 150 personas

Mientras muchos se quejan por el aburrimiento por la cuarentena obligatoria, hay quienes ven una oportunidad para hacer algo diferente y a la vez solidario. Es el caso de Iván Becker, futbolista, mediocampista de Brown de Adrogué que, con la B Nacional parada por el coronavirus y quién sabe hasta cuándo, junto a dos amigos de la infancia, armó un comedor social en su San Nicolás de los Arroyos, natal. Para ayudar a aquellos a quienes el virus ​les complicó más una vida ya de por sí difícil.

La Inciativa comenzó hace 15 días. Y aunque arrancó siendo una ayuda para 40 personas el número fue en crecimiento y ya se triplicó la cantidad de gente que recibe un plato de comida: este miércoles fueron más de 150 los que se acercaron.

«Sentíamos que era un momento duro y teníamos que ayudar. La idea del comedor solidario nació con un par de amigos de mi ciudad con los que comparto la iglesia y vamos cuando yo estoy en San Nicolás«, comienza con su explicación Becker.

Y agrega: «Mi amigo Jesús Díaz pone la casa a disposición y junto a Paul Cabrera encaramos esto. Es una iniciativa en la que también la familia de cada uno está involucrada».

En el norte de la Provincia de Buenos Aires, a 230 kilómetros de Capital, San Nicolás cuenta con poco más de 150 mil habitantes. De acuerdo con el último informe del INDEC, que mide el segundo semestre de 2019, el índice de pobreza es del 39,6%.

«Esto surgió porque queríamos ayudar a la gente que no tiene recursos porque la pandemia les quitaba la posibilidad de poder trabajar. Y aunque sabíamos que había necesidades porque las padecimos de chico, no pensábamos que el número iba a crecer tanto», admite Becker.

Iván tiene 28 años y está casado desde hace tres con Estefanía. Ambos cursan carreras universitarias en la UBA. Él terminó el primer año de Arquitectura, mientras que su mujer le quedan pocas materias para ser contadora.

Iván Becker (derecha), futbolista de Brown de Adrogué.

Iván Becker (derecha), futbolista de Brown de Adrogué.

«Si uno abre bien los ojos, se da cuenta de que en donde mires hay necesidades.La ayuda entre nosotros siempre estuvo. Te hablo de la infancia, que por ahí también teníamos complicaciones pero siempre aparecía alguien que te daba una mano. Ahora nos toca darla a nosotros», continúa.

Las restricciones sanitarias hacen que no puedan estar todos juntos para que la parte operativa funcione «Con Paul somos los que hacemos las compras -detalla el futbolista- y llevamos los alimentos a la casa de Jesús que con su esposa Bettina y parte de su familia son los encargados de cocinar. A la noche, la gran mayoría va a su casa a buscar la comida. Hay casos de que hay personas que no tienen la movilidad y nosotros se la llevamos».

Becker dice que la solidaridad aparece por las noches porque es «cuando baja la temperatura y más vulnerable se vuelve la gente». «A medida que se fue difundiendo la idea, empezaron a ser más los que se acercan por necesidad y también los que dan una mano aportando algo. Esto es solidaridad pura: a nadie se le fue a golpear una puerta», cuenta.

La movida del volante de Brown es totalmente autogestiva, sin aportes de ONG ni de gobiernos. «Lo hacemos nosotros y nuestras familias porque se necesita. No pedimos que otros se involucren. Empezamos dando comida pero también se consiguió ropa porque con los cambios de clima, la gente necesita abrigarse», continúa el futbolista de 28 años.

¿Hasta cuándo? «Por lo menos hasta que la situación del país mejore», dice Becker. Para donar alimentos no perecederos o ropa hay que comunicarse al 03364-51-0045.

DERECHOS RESERVADOS ©

Related posts

El dólar cayó a $ 43,52 por mayor oferta de exportadores

ConurbanOnline

Proponen medidas para una ley de asistencia a la economía social y popular

ConurbanOnline

El Gobierno anunciará la extensión de una cuarentena estricta

ConurbanOnline